Usar juguetes sexuales es una experiencia que sin duda incrementará tu placer y el de tu pareja; sin embargo hay quienes tienen temor que estos maravillosos artefactos destinados a elevar tus sensaciones orgásmicas terminen por sustituir a la pareja o sean una especie de droga a la cual te harás adicta. Bueno, sin duda cuando algo gusta tanto, lo más seguro es que lo quieras cada vez más, pero nunca un juguete por extraordinario que este sea tendrá el efecto estremecedor de la persona que te gusta o a quien amas, ni podrá cobrar vida para tener una amena conversación o besarte apasionadamente.

A las cosas por su nombre:

Los juguetes son herramientas, objetos, cosas inventadas por otros seres humanos, cuyo diseño y propósito es muy claro, y ese es el de hacer lo que prácticamente ningún humano común haría ni con sus dedos, ni con su legua, boca o ninguna otra parte del cuerpo. Es decir son máquinas del placer erótico que deberían ser siempre nuestros mejores amigos y aliados para experimentar sensaciones únicas y variadas.

Los hombres deberían de verlos como sus mejores “socios”.

¿Cuándo debo usar los juguetes sexuales?

Los  juguetes pueden usarse siempre que así lo decidas, ya sea para una sesión autoerótica (masturbación) o con la persona que elijas para darle variedad a la relación. Además la juguetería de hoy es tan basta que puedes siempre encontrar un juguete diferente para cada ocasión, algunos para jugar contigo misma o mismo, y otros para compartir tanto en los juegos previos como durante la penetración.

¿Cómo sé cuál es el juguete ideal para mí?

Como dicen por ahí, hay de todo en la viña del señor, y esto aplica perfectamente en el tema de los juguetes sexuales, cuyos diseños, formas, tamaños, tipos de movimiento, succión, vibración y velocidades son muchísimas y van cambiando con el tiempo. En Sexy Life tenemos una gran diversidad y te invito a hacer un recorrido virtual tranquilamente para saber elegir el mejor para ti. Mi recomendación es que tomes en cuenta calidad y precio, y recuerda que a veces lo “barato” puede costar caro. Fíjate que sea un producto de buena calidad, libre de agentes tóxicos y seguro para el uso dentro de las mucosas y cavidades. La mayoría de los juguetes actuales son amigables con el medio ambiente y ya no usan pilas, traen cargador y sus diseños también son coquetos y juveniles.

Qué ventajas me da el usar juguetes sexuales:

1.- Incrementas tu placer

2.. Diversificas tus posibilidades sexuales

3.- Juegas más y te diviertes

4.- Te conoces y aprendes a crear tus propios orgasmos

5.- Te conectas mejor con tu pareja.

RECOMENDACIONES FINALES:

Tus juguetes no son para compartir o prestar, salvo que sea con tu pareja.

Deben lavarse con agua y jabón neutro antes y después de usarse.

Puedes utilizar desinfectantes especialmente diseñados para los juguetes.

Guárdalos en un lugar fresco y seco y no los expongas al sol.

Crea una buena colección y pierde el miedo a experimentar.

Utilízalos con lubricante soluble al agua.

¡Disfrútalos!